¿Sacrificio perruno?

Creo que el título lo dice todo. Me digno a escribir sobre este tema (y lo siento, si no puedo ser imparcial ante el fastidio que me producen ciertos ‘correos cadena’ con temas como este… Bueno, todos los ‘correos de cadena’ de esos fastidian, para qué engañarnos…); tras mencionar el hecho en clase y a petición de uno de mis mentores, Marisa Mancilla, quien tenía curiosidad por esto y porque me sumergiese en internet y donde fuera preciso para recabar información sobre este hecho. El correo en cuestión es este que a muchos os habrá llegado vía “correo cadena”, el del artista que dejó morir a un perro en una exposición.

Este sujeto, a no confundir con el artista grabador sevillano, nació en 1975 y proviene de San José de Costa Rica. Apodado “Habacuc” (un nombre Bíblico…), el incidente que le habrá hecho “famoso” últimamente es el de haber dejado morir a un perro por inanición en una exposición de Nicaragua. Ocurre esto en la sala llamada “Códice” en dicho país.

Como recibí el típico ‘correo de cadena’ donde aparecen las fotos del perro (cosa que me levantó el estómago, con lo bien que me caen dichos animales por norma general), me puse a buscar más sobre la noticia cuando me fue enviado, y encontré datos en los periódicos pasados, y sobre todo en blogs de otras personas, pues, este hombre no dispone de ningún medio de internet para exponer su obra, como webs oficiales suyas y tal.

Sí que he encontrado una foto suya en internet y datos enumerando algunas participaciones suyas en esta página:

Guillermo Vargas

Guillermo Vargas \

Podría estar mucho tiempo comentando sobre sus otras obras, pero me ceñiré a este tema, ya que dado el aluvión mediático que ha producido, internet está capado con fotos del tema del perro y no logro dar con otras cosas suyas que no tengan nada que ver para tratar de hablar mejor de su trayectoria y derroteros y no ceñirme a un solo instante en su vida artística (no me gusta hablar de lo que no sé, así que hablaré de lo que sí pueda ver).

Algo muy curioso que he encontrado ha sido este blog, donde el autor transcribe una contestación a un post suyo en otro sitio, mediante un comentario de alguien bajo un seudónimo que defiende al artista. Si pasamos por alto sus faltas de ortografía y sus errores sintácticos y semánticos (cosa que no hará que un argumento sea peor, pues pensar eso es incurrir en falacias), es bastante interesante ver esta defensa. Yo soy partidario de conocer ambos puntos de vista y, pienso, es muy aconsejable leerlo.

Tiene razón con lo de que la gente pasa si el animal vive esa situación en la calle y se sensibilizan si lo expones en un salón o galería en otro contexto. Y tampoco hicieron nada viéndolo en la galería mientras sufría. Pero creo que eso no disculpa el hecho en sí: bastante crueldad sufren los animales para que tú encima quieras añadir otro más a la lista, simplemente.

El caso es que el artista quiere sacar al perro, según se defiende en dicho blog, para que la gente abra los ojos y no se quede de brazos cruzados ante el sufrimiento que pasan los animales a diario. Quizás no aprobemos el método, o el artista no quisiera esos fines (nadie sabe jamás al completo lo que un artista quiere decir con su obra, en caso de querer decir algo que no sea producir una experiencia estética) pero creo que Guillermo ha logrado algún beneficio tratando o no de obtener:

1- Publicidad. Hacerse más conocido (esto le aporta fama, y con ello más ganancias económicas y reconocimiento tanto para vivir mejor como para realizar futuras obras quizás de presupuesto más ambicioso).

2-Que la gente colabore viendo esta crueldad y ayude a que los demás animales no sufran eso, fuera esa o no la intención del artista, y con algunos peros que explico a continuación.

Nadie es quien para juzgar lo que quiera expresar el artista (aunque existen algunos detalles que habría que matizar previamente, antes de enunciar tal frase a la ligera), pero, por mi parte, preferiría no ver sufrir así a un animal en una galería de arte ni en ningún otro sitio, pues ya bastante sufren ellos y sufro yo al verlos y ayudarlos cuando puedo. El caso es que, si lo que ha conseguido “Habacuc” es que la gente se conciencie (sea cierto si era su intención o si sólo lo dicen después para intentar disculparle o por cualquier otra razón no dada al caso), y luego ayuden a los animales que sufren, bienvenido sea, pese a que no apruebe yo la crueldad contra ningún ser vivo. Espero que no le lleven a la bienal que planean llevarlo, o que al menos no le preparen perros para que realice este u otros actos similares propios de orcos.

No creo que esa técnica psicológica de mostrar la crueldad (ya anticuada y enarbolada precisamente por los organismos más crueles, y valga la redundancia, en la historia de la Humanidad) haga que la gente ayude, pues se lleva cientos de años utilizando indirecta o directamente y no ha servido para nada, dada la hipocresía del ser humano y su necedad, la verdad. Sabiendo esto, y sabiendo que no harán caso pese a que firmen para fastidiar al artista por lo del perro, la gente luego lo acabará olvidando y dejando morir al perrito de su vecino difunto hace un mes o al gatito abandonado a la interperie; parece absurdo pues que “Habacuc” realizare este acto con tales propósitos.

¿Es acaso considerado por el artista el perro muerto como un mártir para la causa de los demás perros de conseguir ayuda de los humanos? No lo sabremos quizás nunca, pero… Pardiez, que esto sí que resulta “gracioso”, mostrar al animal así. Ya me lo puedo imaginar ahí santificado con un tabardo y un Libro Sagrado (se nota el sarcasmo, ¿cierto?)

Señores, seamos dignos de ser llamados “seres inteligentes” y busquemos otros medios para llegar al fin buscado. La violencia mueve a la violencia y la crueldad es un acto malvado y punto, tenga el fin que tenga. A mí no me sirve: “Le matamos en venganza por haber violado a mi hermana” (como dicen en la televisión los sinvergüenzas que se toman la justicia por su mano, se excusan diciendo estupideces para tapar que: al hacer eso se convierten en su asesino). Mentira, como dijeron en

“Eres dueño de lo que matas”. El actor Karl Urban como Vaako en Las crónicas de Riddick (The Chronicles of Riddick)

Lo digo con otro sentido, pues en el filme tenía “buen” cariz. Y me explico: Si matas a un asesino, eres un asesino; si dañas o matas a otro ser vivo para apoyar tu causa, sea cual sea, te conviertes precisamente en lo que quieres destruir o incluso en algo aún peor, dada tu mentira. Si tan superior es el artista criticando la crueldad de los otros seres humanos… Campeón, no te conviertas en un subser haciendo tú mismo otro acto de crueldad.

Aquí una foto del pobre animal, y un vídeo donde se ve el montaje del artista con el perro en la sala.

Natividad

Dejo a juicio del lector elaborar su opinión de forma privada con respecto al tema, pues no soy amigo de la discordia y la discusión.

Anuncios

4 comentarios

  1. La verdad es que todo esto me da lástima, ya no por la degeneración a la que ha llegado el Arte actual, sino por que a cualquiera le llaman artista. Y posiblemente todo esto haya sido financiado con dinero público.

    En mi opinión me parece tan censurable la patochada hecha por el artista como la gente que fue incapaz de cortar la cuerda y de salvar al perro. Yo lo hubiese hecho…

  2. […] El artículo en cuestión, por si actualizo y no aparece al principio […]

  3. Ese tipo es una mierda de persona …

  4. Yo nose como Pudo hacer eso… Sinceramente Da asco y quizas me este expresando bulgarmente pero ES UNA MIERDA DE PERSONA ,Cruel ,Insencible Eso es un ejemplo de ser Mala Persona..
    Pero Dios ve todo…


Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s