Largo año de proyectos

Pues sí, no anda uno con mucho tiempo ni para pasarse el Dragon Age Origins como le gustaría, ni picarse al Metal Gear Solid 4 y Mass Effect 2… así que a duras penas iba a tenerlo para mis blogs. Pero algo bueno pasa, y es que de vez en cuando hay PROFESORES en la facultad que le tienen a uno en cuenta y le llaman para trabajar con ellos.
Para empezar, nos llamó Jesús Díaz Bucero para exponer, como suele hacer con su grupo de la asignatura de “Pintura y abstracción”; una experiencia grata, pese a no haber podido implicarme como me hubiera gustado. Mi grupo de esa clase es de esos grupos de compañeros que sí te caen bien y notas un buen ki alrededor de tí, no como en otras asignaturas donde te parece saludar a hienas (que ni te devuelven el saludo).

Fue en la sala “Al Temple”, en el pequeño pueblo de Escúzar, en Granada, y sus organizadoras, un par de antiguas alumnas de la facultad (pero no muy “antiguas”, que son jovencillas), se portaron chapeau. El mismo Jesús es de esos profesores que consiguen que te levantes a las 7 de la mañana, se te vaya la mala leche y cargues con el maletín y el lienzo para clase con ganas, sin tener tentativas de asesinar a toda tu clase por la mala leche que irradia el profesor de turno. Este hombre se lo pasa bien enseñando, y eso se ha notado (ni me fijé en la nota que me iba a poner, simplemente pintaba y pintaba).

Un par de fotografías de la exposición hechas por mi colega Elías
Lerma el día del montaje final y la inauguración (como
no son mías, aparecen reducidas).

Tras marzo volví al proyecto final de marras, el cual se había parado un poco por culpa del resto de asignaturas (todas, pero todas todas funcionan a base de proyectos, ya hasta sueñas con páginas pasando por tu retina en las que pone “resúmen”, “conclusiones”, “índice”, “bibliografía”… Pero qué remedio.

Entre los diferentes proyectos que puede que salgan más adelante este verano y el año y años siguientes, se encuentra mi proyecto de final de carrera (ya por fin me he graduado, lectores); el cual consistió en realizar un conjunto de ilustraciones junto a un grupo de compañeros de la facultad, para acompañar al texto de la magna obra épica finlandesa Kalevala.

En mi proyecto he buscado mezclar tanto dibujo tradicional como digital; y mezclo tanto estilo más de comic europeo (Astérix o Tintin) con influencias propias, algo de manga y un poco de comic americano y dibujos animados. También he buscado aportar composición, deshaciéndome de viñetas y tratando de lograr curiosas composiciones con los diversos elementos de la historia, perspectivas, sombras, personajes, elementos del escenario… etc. El acabado ha sido a la par un estilo cartoon, al mismo tiempo que te da la sensación de estar viendo imágenes antiguas, que recuerdan a algo viejo y antiguo (de lo que se trataba).

Estoy bastante satisfecho y espero acabar cualquier cosa que me impida trabajar en lo que me gusta para poder por fin retomar mi comic de ciencia ficción que llevo años parado (me quedé diseñando escenarios).

Algunas imágenes del trabajo ya terminado (tamaño reducido, ya estoy cansado de que me roben dibujos por internet – me he encontrado situaciones como mi Arthas posteado en deviantart por otro usuario que ni se ha molestado en borrar mi firma del dibujo, que ya hay que ser cenutrio, oiga XD.-

Ilmarinen forja a una mujer de oro y plata para sustituir
a su esposa fallecida a manos de Kullervo.

Ilmarinen forja una espada para Väinämöinen, ya que deciden
partir juntos al norteño país de Pohjola en busca del mítico
Sampo.

El narcisista Lemminkäinen ve a Väinämöinen y a
Ilmarinen en su navío desde la lejanía y decide unirse a
ellos en su aventura en busca de gloria y riquezas.

Desde luego que me leí el Kalevala, pese a que no me aprendí qué versos me tocaban para dibujar de memoria, pero me enganchó, y eso que es ENORME (y me lo leí en inglés, aunque eso no es un problema precisamente); me ha parecido magnífica la obra, original y una mitología única y especial, sin ser un copieteo de tópicos y situaciones y héroes estereotípicos y planos y dioses copiados y pegados recíprocamente de diferentes mitologías vecinas.

Trasluce humanidad pese a hablar de héroes y seres sobrenaturales, y los personajes a la par son bizarros e increíbles, con poderes sobrehumanos; como tremendamente humanos (pecan los dioses, son vanales, zafios, crueles, orgullosos, vanidosos, idiotas, patéticos, etcétera); se trata de temas brutales como la violación, la guerra, la sed de sangre, y los trata como James Bond hablando del partido de cricket de anoche.

El reto ha sido, pues, enfocar esta obra para que la lean los niños. Mis compañeros han tenido diversas ideas, unas buenas, otras mejores; y yo he optado por “si yo fuera pequeño otra vez, cómo me gustaría que estuviese ilustrado”, y así hice, dando con los recursos que expliqué anteriormente.

Teniendo esta obra por aquí cerca, junto a las sagas de Robert E Howard, Lovecraft y J.R.R. Tolkien en mi estantería, al lado de la figura de Conan y mi Andúril… uno sabe y entiende qué le vieron autores como ellos a este poema épico (nada que envidiar a las Eddas poéticas de los normandos -de hecho a mí me ha gustado incluso más el carisma de estos personajes-). Lectura recomendada a todo fan de elfos, orcos y demás (aunque esta obra no trata de esas criaturas en concreto, pero se sobreentiende qué quise decir con eso).
El mismo Manuel Vélez me llamó tras un agotador verano en las infernales estepas cordobesas, allá por septiembre de 2009 mientras me hallaba volviendo de entregar un trabajo para “reclutarme”; habiendo tenido clase con esa máquina de profesor el curso anterior y echando de menos cosas suyas como sus pintas de Vrykul del WoW (desde el respeto, ojo, que ojalá fueran raza jugable);  su socarronería para con las mujeres o su sentido del humor tan parejo al de un servidor, fue más que un placer.

Al proyecto también se unieron dos profesores más, Raúl Campos y Nacho Belda, cuyo blog os aconsejo (son estos dos de esos profesores que dices: “joder, pero este habla de arte y SÍ es artista, ni vive en exposiciones, ni se masturba con performances, ni libros raros, ni ralladas mentales ni traumas psicológicos para aparentar que soy más artista ni leches avinagradas… TRABAJA” y lo enseña, y le hablas de filmes como Predator, Bailando con Lobos o Blade Runner y tienes charla y no un “qué friki eres” por respuesta (respuesta propia de los “artistillas” y “gafapastas”, “soy guay porque voy de ‘alternativo'” e “intentos de hippie” de mi facultad); le pegan a lo de mi mundillo del comic, la *MÚSICA, el videojuego (y los reconocen como ARTE, que es lo que son)… en fin, que a ver si le dan plaza fija a este hombre y mandan por ahí a otros que por dar clase entienden “voy a fumarme un puro, hablo de mi ‘obra’; me meto con tu dignidad porque soy Dios y tú no puedes dibujar mejor que yo por tardar menos; y sacará más nota quien más exposiciones vea y quien más entre al tablón online de la asignatura”.

Afortunadamente, no proliferan muchos profesores como el caso entrecomillado, de ser así mi facultad sería ya brasas de una bonita hoguera XD.

En cuanto a los otros dos, sí que están de fijos en la facultad (y en la cafetería en ratos libres :D) y son un par de máquinas en su trabajo.

Mención especial a Anika, la profesora invitada finlandesa, que me ha servido de soporte para comprobar si estaba ambientando mi obra correctamente (dijo textualmente: “pareces finlandés físicamente, y tu trabajo parece de alguien de allí, bien, me gusta, me gusta” -sí, DOMINA el castellano, a lo que Manolo responde en plan de broma siempre con ese acento suyo del norte de España que tiene: “Esta mujer es la ostia, tres semanas aquí y chapurrea como nadie, y luego me voy allí a Finlandia yo y no me preguntes la hora, hay que joderse.”-  )

La pena es que ninguno de ellos me dará ya clase, pero bueno, al menos ahí están, para ocultar a los otros rancios que hay por la facultad (dioses, qué exagerado sueno).

Aquí el blog de Nacho (aún no sé si Raúl o Manolo publican algo en internet, de averiguarlo lo pongo (sí, he puesto su banner sin permiso, me preparo para las represalias a base de hacha que me dará Nacho xD) :

Todo buen fan de Conan, el rol y esa clase de cosas que suelen conllevar tener el pelo por los suelos, barbas y perillas y ser fan de hachas, espadas, Kratos, los CGO; el Joker, cuernos y cerveza; las pelis de acción de los 80, y además sean fans de los buenos dibujos animados como las “pelis” Disney y de Dreamworks seguro que se identifican con él; y si sólo de una, un par o ninguna de esas cosas; también, porque dibuja bien, y este hecho es objetivo.

Desde luego, que entre tanto subnormal retardado que se las da de más inteligente que yo por tener el pelo corto y engominado y llevar gafas de pasta, y llamarse hippie llevando unas Converse ORIGINALES y conduciendo un Audi A6 (algo que me recuerda otra de esas perlas que suelta Manolo: “Joder, y dicen que los funcionarios que somos ricos, fíjate los alumnos, macho… qué pedazo de Mercedes que se cascan, y nosotros con un Seat del año catapúm, fíjate, y luego os quejáis más que los viejos.”; a lo que contesté: “Lo mejor es el ‘piloto’, Manolo… un intento de hippie de los buenos, compadre, jaja.”). Anécdotas aparte, el hecho de encontrar profesores así me anima a seguir para adelante para serlo yo en un futuro y ser de esos profesores que hace que los alumnos no quieran suicidarse, sino ir a clase y aprender.

Compensan la panda de idiotas que tienes que tragarte en la facultad  y que se autodenominan “compañeros” (un compañerismo enorme cuando se roban los lienzos de 30 euros entre ellos o te denigran entregando un trabajo; se levantan novias unos a otros; a la par que hablan de ti a espaldas, etc etc… ).

Volviendo a lo mío, que es lo que me interesa; el proyecto fue terminado de forma más que satisfactoria, y se va a publicar en el excelso país de Finlandia (cuántos buenos grupos ‘metaleros’ nos ha dado ese gran país, a todo esto), aunque la editorial será española; (que por cierto logré hacer que mi Wacom de 200 euros tirase POR FIN con el condenado Photoshop -original, vaya, que ya les vale a estos… encima, y daba fallos- y conseguí mezclar tanto dibujo tradicional con comic y caricatura a la par que digital)

Puertas de Ventormenta (una auténtica gozada que haya 
PROFESORES como Inmaculada López, que hagan de aparentes "truños"
como perspectiva auténticas gozadas de asignaturas y te dejan
hacer estas cosas para perspectiva sin mirarte como a un bicho
raro, habría que clonarlos).


El magno Altaïr Ibn La-Ahad, protagonista del primer Assassin's
Creed en una práctica para perspectiva. Utilicé un par de
fotos de Acre tal cual aparece en el juego y unas cuantas más del
propio Altaïr y de mí mismo con la pose. Los guardias fueron la
parte más divertida y a la vez más dificultosa (todos están hechos
mediante puntos de fuga de perspectiva, no inventados. Trabajo de
chinos, oiga, pero lo pasé bien y repetiré temática haciendo a Ezio Auditorepróximamente.


Leonardo da Vinci en Assassin's Creed II.
Porque un videojuego donde aparecen tanto obras de
Leonardo como el propio Leonardo, no es una diversión ni
para frikis ni locos,
 es para todos,
y es una OBRA DE ARTE.

Para que la gente que no estudia en mi facultad no lea mis textos con cara del emoticono “:S” y se aburra intentando imaginarse quién demonios son estos profesores que os menciono (Nacho, Inmaculada y Raúl) son responsables de perlas como una de las pocas exposiciones a las que un no artista puede ir y maravillarse ante el arte (nada más ver cosas de Da Vinci al entrar ya fue una gozada total). Esta exposición me hizo cogerme la asignatura de perspectiva, precisamente. Consistió en reunir a una serie de “máquinas” de esta temática (trampantojos, anamorfosis, máquinas de perspectiva y demás fans de Da Vinci, Alberti y esos grandes que hubo en la época de Ezio Auditore de Florencia) y ponerlos a hacer un proyecto juntos. Sólo fuí un día, pero fue grato, esta ciudad realmente tiene cosas buenas, aparte del magno Juanjo Guarnido (un honor que ese ARTISTA saliese de mi facultad y soltase cosas como “no conservo trabajos de la facultad” “aprendí más por mi cuenta”… xD; hay cosas que en mi generación siguen como en la suya, jajajaja.

Bromas aparte, la facultad no es el Olimpo, pero si sigo ahí es por algo.

La exposición que menciono es esta del artículo de aquí abajo (click en la fotografía), en el Parque de las Ciencias de Granada, en 2009:

Siendo sinceros, que alegra ver que tus profesores son
personas que conviven en la misma ciudad que tú, salen por donde tú
y no entes que viven sobre tí y jamás harían cosas como esta para
la gente que no forma parte de su "elevado" mundo superior, para
elevar a los demás a tu nivel en lugar de creerte un dios por ser
artista (creo que, en teoría, eso último que digo de "elevar a los
demás" es parte de ser un buen profesor).

Como siempre, las mismas imágenes de mis cutres trabajillos en “más grande” formato, “más mejor” y en mayor calidad, en mi Deviantart

Ya falta poco de curso, y pronto termino el retrato de Yvonne Strahovski para Francisco Baños, que ganas no me faltan y le pareció guapa (como para no parecérselo :D).

La susodicha

*Ejemplos de MÚSICA (y de CINE, de paso):

En fin,

“Requiescat in Pace”

Geralt de Rivia y otros trabajos

Qué año más largo, qué curso más insoportable, salvo en algunos casos; y qué infierno de verano… Hace tanto calor que ni leer puede uno. Y es que, entre rato haciendo dibujo animado y no haciéndolo, me ha dado por leerme la saga de Geralt de Rivia, del escritor polaco Andrzej Sapkowski. Soy de aquellos que leyeron un libro nada más, les gustó, y al ver y pasarse The Witcher, quisieron retomarlos.
Tanto, que el otro día me dio por terminar un Geralt bastante parecido a como es el personaje. En este, he mezclado tanto el uso de la tableta como el dibujo a mano, tal como leí que hacía Samwise Didier, pero salvando las diferencias enormemente, jeje. Es una pena que no tenga más tiempo para hacer mis cosas. Ya tengo dibujos encargados por gente demasiado postpuestos, incluidos por un par de actrices a quienes admiro; pero la culpa es de no tener tiempo y tener un padre enfermo, qué le vamos a hacer…

Geralt de Rivia

Inspirado tanto en las novelas como en el look que tiene en algunos
diseños finales para The Witcher.

Eso sí, no todo el curso ha sido un calvario, como suelen serlo las carreras. La profesora de escultura que he tenido este curso, a mi juicio, la mejor que hay en la facultad, y eso que es nueva, me ha permitido nada menos que elaborar una escultura de uno de mis personajes favoritos y a quienes ya se ha visto por aquí: Arthas Menethil. Lamento no tener más fotos que esta, con el trabajo sin terminar, pero no lo tengo aquí ahora mismo para hacerle más:

Mi Arthas

Esta y otras cosas nuevas he subido a mi deviantart, sobre todo dibujos de clase, o de sus descansos. También me ha dado por hacer fotografías de mis tan preciadas figuras, a petición de una compañera de clase que me dijo que la fotografía también se me daba bien. Algo he hecho, por ejemplo, con mi escultura de Luke Skywalker

Luke_Skywalker_figure_by_Vladsnake modified

Lo propio le ha tocado a mi figura de Kratos, el Fantasma de Esparta, para los duchos en la saga God of War:

Mi Kratos modified

Es una pena no tener tiempo para hacer lo que a uno le gusta de verdad, sino trabajos de clase hasta en la sopa. Cada año exigen hacer más en casa y menos ser artista de verdad. En fin…

Más dibujos

Bueno, pues lo dicho en el título, subo más ilustraciones hechas por mí. Más en mi deviantart. Entre el salón del cómic y varios asuntos personales, he tenido poco tiempo para lo que me gusta, pero bueno, por lo menos le voy cogiendo el gusto a la tableta, todo un hallazgo este invento, sí señor. Aunque, por supuesto, no pienso dejar de dibujar a mano, que es algo muy difícil de odiar.

barret-reducido-0001

Barret Wallace

arthas-reducido

Arthas Menethil (sin terminar aún)

eva-green-reducida-00011

Eva Green como Vesper Lynd en Casino Royale

samus-aran-reducida-0001

Una Samus Aran que no terminé

Verano de las narices

Bueno, ya se ha visto que me he conectado tan poco a internet como para ni actualizar el blog, y lo siento mucho, pero he estado ocupado. Entre el calorazo que ha hecho y demás, pues poco tiempo, la verdad, eso sí…

Para dibujar bastante. Me compré además una tableta gráfica Wacom de las buenecillas, y he estado aprendiendo ya el arte digital.

Empecé con programas de cómic y de diseño gráfico, así como de ilustración simplemente (Corel, Photoshop, Mangastudio, etc.). De verdad que es una pena que no haya descubierto yo esto antes, porque es GENIAL, no hay nada mejor que el arte digital para probar y probar y probar y gastar muy poco (solo una inversión en la tableta y el software y ya está).

Lo de mezclar óleos y acrílicos es algo imposible en la vida real, pero con la tableta ya he hecho mis pinitos, y Dios bendiga a la tecnología.

Como mi galería de Flickr ya va a llegar a su límite, pues me he abierto también un deviantart, así que colocaré el enlace correspondiente en mis dos blogs para su fácil acceso. No obstante, la galería de Flickr seguirá abierta con los trabajos anteriores, para quien quiera seguir visitándola.

Os dejo aquí mis primeros trabajillos con la tableta (sin curso, ni leer manual ni nada,

los hice el primer día que la estrené y siguientes). Se pueden ver mejor en mi página de deviantart. Un saludo a todos.

Memoria del proyecto para ‘proyecto pictórico’

Redundancias aparte, y una vez finalizado mi proyecto (para clase, porque en realidad eso sigue y sigue…), me decido a exponer sobre qué trataba el trabajo que nos mandaron al principio del cuatrimestre.

El día que nos comunicó la profesora lo que había que hacer, apareció con una caja llena de sobres. En cada sobre, encontraríamos un objeto y un texto. El reto consistía en representar el objeto conforme a esa frase, para aquellos que no tuvieran ideas sobre qué hacer para el proyecto. Podíamos, pues, dejarlo o tomarlo según fuera necesario.

Yo recibí un sobre con un terrón de azúcar y un texto que rezaba: “No debemos sentar un precedente”.

Por todos es bien sabido que no soy yo alguien precisamente que carezca de ideas y soporte que le digan lo que hacer. Pese a todo, me pareció divertido el reto, dado lo difícil de asociar un terrón de azúcar a mi frase, ciertamente. La maestra nos traía libros geniales de autores para despabilarnos y aportarnos lucidez a la hora de pensar en nuestro proyecto. El resultado: Ni un solo alumno ha hecho algo parecido al otro, para satisfacción de todos; ha sido increíble (y bastante raro dada la naturaleza humana).

Decidí representar acciones que no debieran tomarse como ejemplo, pero cambié el aspecto de representar el objeto (obviamente, no iba a poner a un terrón de azúcar cometiendo actos viles e ideas así de dispares); por la idea que el objeto transmite. Con el azúcar tal tarea era terriblemente fácil: La dulzura es la idea del azúcar. Ése es su motivo para existir.

Así que comencé a hacer primero bocetos sobre el terrón (tedioso y aburrido) hasta que las verdaderas ideas me llegasen. No tardaron en aparecer, justo en mitad de clase, mientras los otros compañeros andaban por aquí y por allá, trabajando unos, esotros no. Para la primera entrega, hice séis cuadros en formato A2 (aproximadamente), en papel de acuarela, y utilizando precisamente acuarela para pintarlos. Las líneas que aparecen en todos ellos están realizadas con pintura acrílica y pincel de los números 1 y 4, así como un estilógrafo de 0.05 centímetros de grosor de punta.

Tras finalizarlos, decidí acudir al laboratorio de imagen de la facultad para reproducirlos mediante plotter (sin alterar el tamaño, ni retoques, simplemente por quitar el combamiento que tiene el papel al haber pintado. Al ser copias, se mantendrían rectos).

En lo que al color se refiere, cualquiera que me conozca sabe que no soy de colores salvo los que salen del bote, tal cual. Prefiero el blanco, el negro y un poco de rojo o azul. De ahí que mis maestros odien que no mezcle ni ponga esos grises ni terciarios que dan la impresión al cuadro de estar lleno de porquería, en lugar de brillar por sí mismo.

Utilizando a una mujer rubia de largos cabellos y un lecho de rosas, expresé la idea de la mujer muerta (algo que me produce terror), toda ella, ya de por sí dulce, aún en su muerte; sobre las rosas, que, ya de por sí, son dulces y terribles (la requemada metáfora de las espinas, me temo). Lo del objeto que porta… Simplemente porque me gustan los adornos y joyas acompañando a la mujer (como a todo artista masculino heterosexual), y porque ayudan a crear relaciones compositivas, básicamente.

Mujer sobre rosas

Primero de la entrega

En el segundo, ya presenté el momento en que muere. Tiene su historia. El hombre que aparece ataviado de nobles vestiduras, es quien pone fin a la vida de la joven. Planteo que ella no se resiste, salvo que se mantiene tranquila, pues así transmite una idea terrorífica: Que ella le pide a él que lo haga. De ahí que el caballero mantenga cerrado el único ojo que tiene libre (el otro tapado por un monóculo inspirado en la joya del primer trabajo). He ahí pues, otra escena dulce y a la par terrible.

Sacrificio voluntario

Segundo de la entrega

Para el tercero, la misma idea del anterior, pero con otro enfoque. No aparece el rostro de ningún personaje, es más suelto y con mayor movimiento.

Sacrificio voluntario 2

Tercero de la entrega

En los cuarto y quinto trabajos, simplemente mostré a la joven de nuevo, pero de perspectivas diferentes. En el primero aparecen de nuevo esos adornos, y genero un volúmen que equilibra la composición gracias a ellas, los cabellos de la chica y sus vestiduras. Las manos, el cuello, la cabeza, todo lo coloco para crear relaciones entre unas partes y otras del cuadro. Este cuadro me gustó e hice otro parecido para entregárselo al profesor de pintura, el cual también mandó un proyecto para el que también saco tiempo de donde puedo para trabajar.

Dormida

Cuarto de la entrega

La composición de este me funcionaba de tal modo que mis compañeros probaron a colocarlo boca abajo, de lado, y demás, y seguía funcionando. El caso es que crea tanto relaciones entre unas partes y otras, tanto por color, como por la línea y el plano que utilizo. A la par, sigue incorporando la dulzura con la bella dama, y el terror, lo que no debe repetirse, al aparecer muerta y ensangrentada.

dormida 2

Quinto de la entrega

Para el último de la primera entrega, decidí apartarme un tiempo de cabellos rubios y largos, y de su tema, para hacer una geisha, o algo similar. La presenté como aparece, tras mirar peinados de geishas en libros y en el bello largometraje Memorias de una Geisha, basado en la obra del mismo título de Arthur Golden. Represento a la mujer que, tras haber perdido a su amado en la Segunda Guerra Mundial, decide quitarse la vida.

Lo hace en mitad de una de las fiestas en salas de té donde iban las geishas a amenizar. Aparece con su maquillaje, pues había reunido a todos sus conocidos y no quería ir mal presentada. Su pose es serena, pues no duda un momento en realizar su acción, ya que, sin amor, nada queda en esta vida para querer vivirla.

Es dulce, y terrible a mi gusto, que una hermosura tal se vaya a extinguir. Es el trabajo que más ha gustado en clase (y a mí personalmente) tanto por la composición, como por los colores, la línea y demás.

Geisha

Sexto de la entrega

Hubo una segunda entrega, y tenía algunos preparados (tres, para ser exactos, ya acabados, y de tamaño superior a lo pedido), de modo que la profesora decidió que simplemente se los enseñase, y me pusiese a trabajar ya en la entrega final, para la cual no he parado incluso después de escribir este texto.

El primero que hice, lo ambienté en el videojuego Metal Gear Solid. Concretamente en dos de sus personajes: Solidus Snake y Raiden. El estilo es más cartoon, y desproporciono adrede para mantener la composición equilibrada, por lo dificultoso que es por la postura de los personajes.

En cuanto al rostro del niño, dijo la profesora que era incorrecto porque parecía una niña. Pues bien… Como dije: “Eso es porque no sabes quién es Raiden. Si pareciera un chico, estaría mal hecho”.

A la gente le sienta mal que uses personajes existentes para hacer tus trabajos, tomándolo como un “no ser capaz de crear tus personajes”. En realidad, nada más lejos de la verdad en mi caso. Si pinto a Solidus y a Raiden, es porque forman parte de mi multitud de ídolos, y digo que son ellos, no digo que son otros personajes y que los he inventado yo.

Lo hago como un tributo a mis ídolos desde la infancia, para quien disfrute haciéndose el listo conmigo. Artistas que usan personajes ya creados sin ser esto nada malo, los hay a cientos, mejores o peores, y en muchos casos, se agradece que dibujen esos personajes con otro estilo diferente al original; tal como me han dicho a mí con Saint Seiya, pues los he dotado de mayor realismo que los originales. Si nos metemos con artistas que han utilizado rostros ya existentes… Parta un rayo a Tiziano por utilizar siempre la misma modelo femenina en casi todas sus obras, verdaderamente. Y ni que hablar de la cantidad de artistas que han retratado a grandes personajes como Julio César o Napoleón por ser sus ídolos…

Solidus con Raiden joven

Solidus Snake con el joven Raiden (Jack)

El cuadro muestra tanto la robustez de Solidus, como la fragilidad de Raiden, ayudándome a mostrar el terror del uso de niños soldado en los ejércitos, a la par que mostrando una imagen dulce tanto en el propio niño, como en la camaradería que hay entre ambos. En realidad el brazo de Solidus con la espada iba hacia abajo, pero pensé en modificarlo para proporcionar relación gracias a la línea de la espada y el arco de su brazo. También hay interacción entre la hierba y los arbustos; entre los brazos de los personajes, en sus rostros y hasta en sus piernas.

Este otro también lo hice ambientado en Metal Gear Solid (la saga da buenos momentos para ser representados, ciertamente). En este aparece el legendario Solid Snake en el momento en que ha disparado a Sniper Wolf a petición de esta. La sujeta alguien que se quedó prendada de ella: Otacon (Hal Emmerich) y que presencia la escena viendo cómo un héroe a quien admira se ve forzado a liquidar a su querida francotiradora. A Snake le vemos el rostro, tan impávido como casi siempre, mostrando su desgana. De Sniper Wolf vemos su cabello y su cabeza, y a Otacon lo vislumbramos de espaldas sosteniendo a Sniper Wolf.

Ha habido algunos avispados que creían que había copiado el estilo de los artistas de Metal Gear, pero, para aquellos con ojos que funcionen así como cerebro cuyas conexiones sinápticas vayan bien sincronizadas, dejo aquí una fotografía de mi cuadro, y otra del artista original de Metal Gear Solid: Yoji Shinkawa.

Sniper Wolf

Mi Snake

Snake Original

Snake original de Yoji Shinkawa

Pensé también en presentar un Richter Belmont que estaba terminando, aunque en formato más pequeño. Como me gustó cómo quedó, decidí llevarlo a clase. Es Richter Belmont tal como aparece (más o menos, ya que no tuve el modelo en el momento de hacerlo) en el Castlevania: The Dracula X Chronicles, de PSP. También terminé un Radamanthys de Wyvern utilizando mi figura Myth Cloth de Saint Seiya como modelo (y cambiando bastantes cosillas). Ambos trabajos ya se encuentran en mi pared colgados, pues, como pósters, han funcionado bien. También terminé una acuarela en la que aparecían dos personajes que manejé en World of Warcraft en los tiempos en que tenía tiempo libre y vida aparte de la facultad, y jugaba. Al lado de mi escultura de Illidan han ido a parar.

Richter Belmont

Richter Belmont

Radamanthys

Radamanthys de Wyvern, espectro de Hades y uno
de los tres jueces infernales.

Virion y Sah�na

Virion y Sahína

Finalmente, realicé el trabajo final con la valquiria que ya mostré en el artículo anterior. Como no pareció gustarle demasiado a la maestra, decidí sugerirle que me dejase hacer unas cuantas páginas en formato cómic, para poder enseñarle lo que de verdad me gusta hacer. Pese a que he tenido apenas tres días entre viajes de ciudad a otra y los trabajos para otras asignaturas, he logrado tanto hacer los bocetos necesarios, como los diseños de personajes, armas, vestuarios, y demás elementos.

Entre los personajes aparece una especie de espadachín occidental aderezado a la japonesa, una extraña mujer encapuchada y con cierto carácter, un ninja decente, inspirado por el actor japonés, Ken Watanabe, y hasta un noble escocés inspirado en el mismísimo Sean Connery.

Tengo pensado en el futuro utilizar el perosnaje del sacerdote basándome en algunas facciones de Al Pacino, así como muchos más personajes, inspirados algunos de ellos quizás (que no calcados, y ojo a las fotos que de cada uno pongo) en actores y actrices tales como Oded Fehr, Rachel Weisz, Harrison Ford, Bruce Willis (a quien convertiré en alguien parecido al Capitán Price de Call of Duty), Natalie Portman (quien, por supuesto, será la novia de mi protagonista), Cate Blanchett (a quien quiero dar un papel muy de mujer importante), Charlton Heston, Christopher Lee (de “villano”, por supuesto), Antonio Banderas, Steve Buscemi, Christina Ricci, Ewan McGregor, Samuel L. Jackson, Liam Neeson, Ian McDiarmid, Brendan Fraser, Kate Beckinsale, Humphrey Bogart, Viggo Mortensen (este, por supuesto, ya ha sido héroe varias veces, pero repetirá), Carrie Fisher, Keira Knightley (a quien agregaré esos kilos que tanto le faltan últimamente) y algunos más que ya se me irán ocurriendo, pasando por el mismísimo Hugh Laurie (quien no sólo es bueno haciendo del doctor Gregory House. No debe nadie perderse Dueños de la calle, donde actúa también). De la elección de tal persona para tal personaje, ya me iré encargando al ir haciendo pruebas con cada uno para ver cuál se ajusta más físicamente a cada personaje, y con ayuda de mis conocidos, por quien les gustaría más ver encarnándolo.

Esta técnica de utilizar actores y fotografías con personas reales, te ayuda bastante a crear facciones creíbles, y además, lo hago porque cada actor es quien me gustaría que interpretara a ese personaje si mi cómic fuera un largometraje, para qué engañarnos. Técnica, por cierto, muy utilizada por artistas japoneses, para dotar a las expresiones de sus personajes de mayor naturalidad.

Hay quienes prefieren inventarse las caras, haciéndolas repetitivas finalmente, y otros prefieren copiar los rasgos de personajes como el frutero de la esquina o la prostituta de tal o cual sitio. Yo, pudiendo elegir, prefiero utilizar ídolos del séptimo arte, caras ya expertas precisamente en expresar emociones de manera convincente para el público general, pues tal es su trabajo. Y para ver sus expresiones, nada más fácil que sentarse y ponerse a ver la televisión o un DVD (salvo en casos de “actores” inexpresivos, como Chuck Norris o Steven Seagal, aunque luego sean verdaderos expertos en artes marciales, claro).

Once son las páginas que logré terminar. Me gustó tanto el cariz que tomaba el cómic que he decidido seguir su historia por mi cuenta este verano con más tranquilidad. Dejo aquí las once páginas que he terminado para ser presentadas a la profesora.

El cómic tal cual lo he terminado. Podemos
llamarlo...: "Capítulo piloto"

Un saludo a todos mis lectores y espero poder tomarme un buen descanso para volver a disfrutar un poco de la juventud. Y por cierto, que ya me han preguntado que quién ha hecho las fotos que tengo en los laterales de la página. Pues bien, la cabecera es una obra de Ashley Wood, así como algunos de los laterales. También he colocado ilustraciones de Yoji Shinkawa, así como fotografías de los modelos finales de distintos videojuegos de la saga Metal Gear y una fotografía de mi escultura de Solid Snake.

Trabajos finales para ‘Proyecto Pictórico’

Bueno, ya he terminado uno de los dos cuadros para el final de curso de la asignatura mencionada. Acordé con la maestra “saltarme” una entrega de las anteriores (aunque tengo los trabajos y los puedo dar cuando hagan falta, por si por alguna razón decide que esto que digo no es cierto, cosa imposible, dado que yo jamás miento), para hacer dos trabajos finales en lugar de uno.

Ya contaré más profundamente de qué va mi proyecto en otro artículo a modo de memoria. De momento, diré que uno de los dos cuadros finales trata sobre una geisha, y que sólo tengo el rostro a lápiz terminado en tamaño grande. Dejo aquí una foto de la actriz en quien me inspiro: Zhang Zi Yi, 章子怡, a quien, al verla en la hermosa película Memorias de una Geisha (Memoirs of a Geisha), me dejó fascinado por su belleza y dulzura, y no pude evitar querer trabajar con sus formas.

Zhang Zi Yi como Sayuri Nitta en
Memoirs of a Geisha


Inspirado en Zhang Zi Yi

El otro cuadro muestra a un guerrero que sostiene entre sus brazos a una valquiria. Como el tema era mostrar la dulzura y acciones que no debieran convertirse en precedentes, decidí albergar tanto el estilo del autor original de los personajes (provienen del videojuego Valkyrie Profile, o ヴァルキリープロファイル Varukiri Purofairu; cuyos artistas, Yo Yoshinari y Ko Yoshinari, ya mencionaré más adelante en este blog; aunque se nota que no son copiados, sino adaptados a mí sus personajes), como el de la época en la que la mitología nórdica empezó a desaparecer.

Mi figura de Lenneth Valkyrie


Mystina y Lezard en un art oficial
de Valkyrie Profile

De ahí que emplee mi persona un estilo de dibujo descriptivo que recuerda al gótico tardío en pintura (salvando las distancias, para quien se quiera hacer el listo). El hecho de que una diosa llore, y se encuentre desvalida ante un simple humano, quien la ama, por el terror que siente al ver su estado, ya es algo dulce a la par por la belleza de los personajes, y a la vez un tema que no debería repetirse según la mitología: Un dios amado por los hombres, un dios desvalido en brazos de un humano.

En cuanto a la técnica de este cuadro, he utilizado tanto papel Fabiano Academia, como acuarelas en un principio, para ir pasando al acrílico, en las capas superiores, avanzando mediante veladuras (algo tedioso, menos mal que lo que pinto me gusta, que si no…). También he requerido el uso de un pelín de lapislazuli que tenía (me lo regaló un joyero hace una barbaridad de años y me queda un pizquillo) para los ojos, y pintura de oro y de plata para los detalles de las armaduras (sobre todo en la valquiria, para que se note más que es una deidad).

Aún no está terminado tampoco, pues voy a hacer las lágrimas con pintura acrílica para darles volumen sobre todo lo demás, y acentuar que están llorando ambos personajes; así como añadir algunos detalles más en sombreado y demás.

Ya hablaré más sobre el por qué la historia de ese videojuego (cuyos personajes en su mayoría son de la mitología nórdica, tomando parte de sus leyendas) me ha servido como base para el cuadro. No es tampoco tan enorme como le gustan los cuadros a Marisa Mancilla, pero qué diablos… No tengo un castillo donde pintar, de momento…

Lucian socorre a Lenneth

La prueba de que el cuadro funciona y se ve lo que con él quiero aparentemente decir, está en que se lo he mostrado a gente que no tiene ni idea de arte, o poca, y saben perfectamente, que ambos lloran, que se quieren, y que ella es importante (el oro y plata hacen bien su trabajo inconscientemente en la mente humana, una vez más). Así que creo que eso que me dijo la profesora que había que pulir, poco a poco lo voy logrando. “Si es esto el cuadro, tienes que hacer que todo el mundo pueda ver que es eso”. Ahora creo que hasta un cani sabría decir lo que se ve en el cuadro… No, un cani, no, que no tienen cerebro, pero quizás sí el tonto del pueblo.

Será que oir al inmortal Richard Wagner mientras se pinta, inspira.

Espero poder terminar este y el otro cuadro a tiempo para la entrega el tercero de junio, porque estoy hasta arriba de trabajo. Y no lo digo por nada, salvo porque he decidido participar en un par de proyectos del videojuego con un conocido mío, así como en el concurso sobre retratar a Arthas para Blizzard Entertainment, actividades todas estas que me quitan tiempo. Sobre todo teniendo en cuenta las tediosas aunque gratificantes pruebas de doblaje para esos videojuegos, que están llevando a cabo conmigo.

Es harto sabido por mis más allegados que, tras terminar Bellas Artes y opositar para ser profesor (más que nada porque me encanta enseñar), me sacaré probablemente la carrera de Arte Dramático, algo para lo que también he mostrado talento, como para la música, las matemáticas y las letras, y me da coraje no poder hacerlo todo. Así al menos me quitaré una pequeña espina que es mi ilusión por saber actuar.

Bueno, nada más ver el premio que ofrece Blizzard por ganar el mencionado concurso, ya me entraron ganas, pese a saber que es algo muy difícil de ganar, el mero hecho de pintar a Arthas y esta vez para que muchos fans lo disfruten, es para mí mayor premio que incluso la espada que dan al ganador, la cual puedo comprar cuando me plazca en cualquier otro lado, o pedir a un herrero que me la forjase. Nada mejor que pintar a tus ídolos, pienso yo.

Arthas Menethil, personaje de Warcraft,
coronado Rey Lich

La mítica espada Frostmourne, o Agonía de
la Escarcha, el arma que porta
Arthas Menethil

Espero poder tener un poco más de tiempo próximamente y trabajar exclusivamente en cosasque me gusten para así poder lucirme de verdad. Como ese cuadro que tengo en mente de la Valquiria reposando, utilizando como modelo a la hermosísima Roberta Murgo.

Roberta Murgo

La modelo brasileña Roberta Murgo

Disfrutad de mi artículo y nos vemos. Saludos de Big Boss.